dimarts, 5 de gener de 2010

Día de Reyes.


Hoy es el único día del año, en que “aparco” mi talante republicano y me declaro “monárquica contumaz”.
Por un día.
Por los queridos Reyes Magos de Oriente.
Y es que: que queréis!. Una conserva esta parte de niña que un día fue.
Conservo un recuerdo entrañable de la noche de Reyes. Aunque no siempre trajeron lo que les pedía. No, no. Algún que otro año, algún que otro juguete, se quedó en el camino.
Es normal.
Había que repartir entre tantos niños!.
Recuerdo en especial cuando pedí una bicicleta. Mi hermana gemela, había aprendido a montar en una de prestada en la que casi no llegaba al sillín, y yo, más “cobardica”, no lo hice poniendo como excusa que no era de mi medida y que no llegaba a los pedales.
Éramos cuatro hermanos y Sus Majestades, aunque generosos, tenían sus limitaciones a la hora de concedernos todo lo que les pedíamos.
Así que:
Aquel año, trajeron UNA sola bicicleta!.
A repartir entre las gemelas que somos las mayores.
Y lloré. Lloré y de momento no quise ni ver los demás regalos.
Como acabó la historia?.....Antes de que terminara el día de Reyes, y después de unos cuantos trompazos sin consecuencias, YO SOLA había aprendido a montar en “bici” !.
Creo que infravaloré el poder y la magia de Sus Majestades.
ELLOS, sabían como quitarme el miedo a mantener el equilibrio sobre dos ruedas.
Y es que……son “mágicos”, sin duda.
Feliz día de Reyes!.

1 comentari:

  1. Feliz dia de Reyes con el recuerdo personal de estas fiestas.

    Y¿que tal el olor de las hachas de espliego? Es verdad nos hacemos mayores pero nuestro disco duro,antes lo llámabamos memoria, está ahí para que podamos rememorar las propias vivéncias.

    ResponElimina